Mision Casa, es una Iglesia Cristiana en Español ubicada en la ciudad de Gulf Breeze, Florida.

Monthly Archives: August2015

hi archyive

El Corazón Alegre Hermosea El Rostro

¡Tu no tienes la culpa de la cara que tienes. Pero si de la cara que pones!

Hace un tiempo leí esta frase en un libro que me gusto mucho y la pegue en el espejo de mi casa, en el espejo del vehículo y en el escritorio de mi oficina.
Cada que una persona se acercaba a mi, trataba de pensar en esta frase. Por un tiempo funcionó perfectamente sobretodo cuando todo iba bien en mi vida, pero era muy diferente cuando el afán de este mundo dominaba mi mente.

El problema del positivismo radica en que depende de nuestras fuerzas y de nuestro ánimo. Si el banco, hogar, salud, familia están bien, es muy fácil sonreír y reflejar alegría. ¿Pero que pasa cuando las cosas no salen como nosotros queremos? Quizás podemos fingir una sonrisa como lo propone el autor de esta frase. ” Tu no tiene la culpa pero si eres responsable.”

En el Antiguo Testamento, específicamente, Proverbios 15:13 RVR1960 nos da una clara descripción sobre este tema.

“El corazón alegre hermosea el rostro; Mas por el dolor del corazón el espíritu se abate.”

La pregunta del millón seria ¿Como hago para que mi corazón este de continuo alegre?, la respuesta nos la dio Jesucristo en varios pasajes Bíblicos “VENID A MI”.

El problema de la humanidad es que se centra en cambiar los hábitos, en vez del carácter. Como cuando un padre le dice al hijo, hágame caso, compórtese, camine derecho, siéntese bien, levante la loza, tienda la cama…etc. Y luego ese padre queda frustrado cuando ve que ha gastado su energía hablándole a la pared.

Es aquí cuando la situación llega al tope y salen palabras de amor como “AQUÍ MANDO YOOOOO!” En esta casa se hace lo que YO digo. AQUÍ el que tiene la AUTORIDAD soy YO!, Etc, no me quiero extender dando más ejemplos. Pero este padre está enfocado en los hábitos y no en el corazón de su hijo. ¿Cómo un hijo puede obedecer si su alma no entiende lo que significa obediencia?

Yo puedo decirle a mi mente constantemente que sonría, que no tengo la culpa de mi situación, pero sí la obligación de poner buena cara. Es como querer quitar la infección de una enfermedad con una aspirina, temporalmente da alivio y el dolor hace caso pero la infección sigue.

Amigos hay dos cosas que el hombre no puede ocultar según la Biblia, “Paz y Temor”. Un árbol de naranjas no puede dar manzanas, a no ser que esa planta se “manzaníce”. Tu rostro no puede reflejar paz, si en tu corazón no está “El Príncipe de Paz”, Tu hijo no va a obedecer sino le enseñas la Palabra de Dios a su corazón. Jesucristo El Príncipe de paz hoy te dice”

“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.” Mateo 11:28-30